Make your own free website on Tripod.com

SALVATORIANOS HOY

¿QUIENES SON

LOS SALVATORIANOS?

  

A finales del siglo pasado, existió un hombre con un gran sueño: que todos los hombres conocieran a Jesús y lucharan por promover el Reino de Dios. Francisco Jordán, así se llamaba este joven sacerdote alemán, sostenía que el laico (o sea todo aquel que no es sacerdote) debía ser el principal promotor de este anuncio de salvación, y así se escribe en los primeros folletos de promoción de este revolucionario movimiento: “El apostolado laico es lo más importante en nuestros días”.

 Francisco Jordán no quería una “fábrica de curas o religiosos”: cada uno desde su estado de vida, desde su familia, desde su carisma y vocación -según él-, debía ser un salvatoriano. Para el momento en el cual se formó este movimiento, era algo inconcebible un trabajo en conjunto entre sacerdotes y laicos, pero años más tarde, en 1962, el Concilio Vaticano II corresponsabilizará al laico y al sacerdote de la proyección de la Iglesia en el mundo.

             El movimiento del joven Jordán, llamado la “Sociedad Apostólica Instructiva” y que reunía a todo tipo de personas, desde grandes intelectuales hasta amas de casa, recogía las ideas centrales y la finalidad de este gran sueño:

l Dar a conocer al Salvador.

l Instruir, enseñar, propagar, educar, promover...

l Con todos los medios que la caridad de Cristo inspira (discerniendo en cada tiempo y en cada lugar los más adecuados).

l Universalidad de lugares, especialmente en los más necesitados.

l Hacerlo al modo de los apóstoles, al modo de Jesús, que fueran realmente líderes y animadores para los demás.

l En unión y colaboración con la Iglesia universal y particular.

             Finalmente, en el año 1883, este movimiento se convierte en una congregación religiosa, la “Sociedad del Divino Salvador” o Salvatorianos.

 Hoy en día, existen los sacerdotes, las hermanas y los hermanos salvatorianos; asimismo, desde 1970[1] y en diversos países, funcionan movimientos de laicos asociados a los salvatorianos, haciendo realidad el sueño del Padre Jordán.

 En Venezuela contamos con la presencia de los padres Salvatorianos en la Parroquia “Los Santos Angeles Custodios de Catia" –donde llegaron en 1957–, en la Parroquia “San Luis Gonzaga” (Chuao) –desde  1962– y, a partir de 1983, la misión parroquial en el Barrio Vista al Sol, Ciudad Guayana.

 El Salvatoriano es un hombre que da la cara por Cristo en el medio en el que vive, con conciencia comunitaria y universal, predicando la Buena Noticia de Jesús con el ejemplo y todos los medios que la caridad de Cristo le inspiran.

 

“Nuestro tiempo tiene necesidad de apóstoles

del mundo. El sacerdote no basta. Necesitamos

cristianos activos, quienes desde el gran púlpito

del mundo prediquen y defiendan el Evangelio

con su palabra, con su vida y con su manera

de actuar”.

(Pensamiento del P. Jordán)

 

Néstor Briceño

16 de enero de 1991

Publicado en “Iglesia y Vida”, febrero de 1991, .



[1] En el original publicado existe un error: dice 1981, en realidad es en el año de 1970 cuando comienzan los laicos asociados en Estados Unidos.