Make your own free website on Tripod.com

LOS JOVENES TOMAN LA PALABRA

JOVENES POR UN MUNDO NUEVO...

  

        Quiero comenzar estas pequeñas líneas tomando como base la frase que fuera el lema de un encuentro de jóvenes celebrado recientemente en nuestra capital: Jóvenes por un mundo Nuevo.

Los jóvenes siempre han sido el factor de cambio de nuestro mundo, y esto lo recordamos en este mes de febrero, cuando, el doce de dicho mes, celebramos el Día de la Juventud, precisamente en memoria de esos jóvenes que se unieron a los ideales de libertad y emancipación de América en 1814, y, dirigidos por el general José Félix Ribas, derrotan, luego de luchar en una sangrienta batalla, al ejército realista. También son jóvenes universitarios, quienes en 1958 luchan por la libertad de nuestro país y condenan un régimen lleno de terror y violencia.  

A menudo los jóvenes hacemos gala de nuestro sentido critico, pero hemos olvidado muchas veces que en nuestras manos está el futuro. También es nuestra responsabilidad el destino de nuestra sociedad, superando ideologías políticas, razas, distinciones sociales e inclusive creencias religiosas; no nos podemos dejar amilanar por la situación actual (delincuencia, droga, alcoholismo, corrupción...), y debemos empezar a cambiar nuestra sociedad, comenzando por uno mismo.

 En estos momentos en los cuales la paz se confunde con la guerra, acaso sea más necesario que nunca esta unidad para hacer del mundo en el que crecemos un lugar mejor para vivir. Por esto te quiero presentar hoy al Movimiento Juvenil Gaviota, dinámico, activo, sincero..., en fin, a tu estilo, porque no nos conformamos con hablar.

 Actualmente estamos realizando una Escuela de Animadores de grupos juveniles, los lunes de 8 a 10 de la noche; por otra parte, nos encontramos también realizando convivencias de un día para los 8° y 9° grados de algunos colegios de Chuao; tenemos al grupo Manantial en la parroquia de Chuao que se reúne los sábados de 10 a 12 a.m. y el grupo Nova en la parroquia de Terrazas del Club Hípico; igualmente, se están abriendo distintos grupos que se reúnen en la parroquia de Chuao.

 Si deseas más información, puedes dirigirte a la Casa Parroquial de Chuao, donde te atenderemos con gusto.

 Néstor Briceño

Enero de 1991

 

Publicado en “Iglesia y Vida”, febrero 1991, 22.